Descentralización en el Ecuador
 

La descentralización se enmarca dentro de un proceso más amplio de transformación democrática del Estado, busca promover el desarrollo equitativo, solidario y sustentable del territorio, la integración y participación ciudadana y el desarrollo social y económico de la población. Está cimentada en la construcción del poder popular, y el acercamiento del Estado a la ciudadanía a través de servicios públicos eficientes, eficaces y con calidez.

La descentralización es concebida como un conjunto de reformas políticas que transfieren recursos, responsabilidades o autoridad desde el nivel nacional a los niveles subnacionales de gobierno basándose en los principios de unidad, solidaridad, coordinación y corresponsabilidad, subsidiariedad, complementariedad, participación ciudadanía y sustentabilidad.

La descentralización, atañe al ámbito político, administrativo y fiscal:

 

» Descentralización política: se refiere al derecho y la capacidad efectiva de los gobiernos autónomos descentralizados para regirse mediante normas y órganos de gobierno propios, en el marco de sus competencias, sin intervención de otro nivel de gobierno y en beneficio de sus habitantes.

» Descentralización administrativa: comprende el conjunto de políticas que transfieren la responsabilidad administrativa a los gobiernos subnacionales para prestar bienes y servicios públicos en el marco de sus competencias.

» Descentralización fiscal: es el conjunto de políticas destinadas a potenciar la autonomía en la gestión de los recursos financieros de los gobiernos subnacionales. Lo que implica responsabilidades de gasto, generación de recursos propios y utilización de endeudamiento subnacional.